INÉRPRETE DE LENGUA DE SEÑAS ARGENTINA

Instituto de Formación Técnica Superior Nº 27

CARACTERÍSTICAS DE LA CARRERA

TECNICATURA SUPERIOR EN INTERPRETACIÓN DE LENGUA DE SEÑAS ARGENTINA

El presente plan de estudios propone la formación integral de Intérpretes en Lengua de Señas Argentina. Esta figura posee como función principal la de actuar como intermediario comunicacional entre personas sordas y personas oyentes. Y a la vez, el egresado estará capacitado para actuar como mediador entre personas sordas o hipoacúsicas. Por lo tanto, la formación propuesta incluye, además del conocimiento de la Lengua de Señas Argentina, saberes relacionados con la historia y cultura particular de las comunidades sordas y conocimientos inherentes a los distintos ámbitos de desempeño laboral. A su vez, la tarea del intérprete, se sustenta en los principios éticos relacionados con la interpretación, y favorece la integración de las personas sordas e hipoacúsicas a la sociedad, posibilitando el acceso a todos los servicios educativos y de salud, entre otros, y el libre ejercicio de sus derechos.

Esta propuesta de plan de estudios reconoce como antecedentes:

• El plan de estudios de la carrera de Intérprete de Lengua de Señas Argentina, Sordos e Hipoacúsicos, aprobado con carácter experimental por la Res. N° 665/99.

• La experiencia formativa acumulada hasta el presente por el plantel docente del IFTS 27, en constante relación con asociaciones de personas sordas e hipoacúsicas.

Participaron en el armado de esta propuesta:

• Equipo directivo y docente del IFTS 27, contando con la presencia de docentes oyentes y sordos.

• Equipo de la Supervisión de Formación Técnica de la Dirección General de Educación Superior.

• Representantes del equipo técnico de la Dirección General de Educación Superior.

• Se consultó, además, a profesionales de distintas áreas relacionadas con los contenidos de esta propuesta formativa.

• Dr. Carlos Skliar, especialista e investigador CONICET -FLACSO, Argentina-.

A su vez, esta reformulación del plan de estudios se enmarca en documentos y normativa de alcance nacional y jurisdiccional relativas a las tecnicaturas superiores:

-Acuerdo Marco para la Educación Superior No Universitaria – áreas humanística, social y técnico profesional (serie A-23, 2005).

-Documento de Orientaciones Curriculares para la presentación de Planes de Estudio de Formación Superior Técnica (2006).

El IFTS N 27, responde a los objetivos explicitados en el Convenio Marco de Cooperación y Asistencia Técnica Pedagógica N° 38/02, establecido entre el Gobierno de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires y la Asociación de Sordomudos de Ayuda Mutua. Con esta propuesta se amplía la oferta educativa, garantizando la gratuidad en el nivel de Educación Superior específicamente en este campo de formación, y se difunde la Lengua de Señas Argentina en un marco de equiparación lingüística.

El presente plan de estudios reconoce como antecedente al plan aprobado con carácter experimental por medio de la Res. 665/99 de la Secretaría de Educación de la Ciudad de Buenos Aires. Esta carrera comienza a dictarse en el edificio del CENT 27, en convenio con ASAM (Asociación Sordos Ayuda Mutua) y manteniendo relación con otras organizaciones sociales. Luego de varios años de dictado de la carrera, y en atención a la visualización de la necesidad de contar con mayor cantidad y variedad de prácticas profesionales, se encara la reformulación de aquel plan de estudios, en función de la normativa vigente estipulada para el nivel superior.

FUNDAMENTACIÓN

La comunidad sorda en Argentina, al igual que en otros países, es depositaria de una lengua, cultura y entidad propias que, en los últimos años, ha cobrado un status diferencial en los diversos ámbitos de la vida social y cultural; logrando superar los obstáculos que ofrecía a su desarrollo la tradición educativa oralista. Desde los años noventa, la comunidad sorda argentina, está consiguiendo una mayor normalización en cuanto al uso de su sistema lingüístico. De la misma forma, es creciente el interés por la investigación de esta lengua, en su enseñanza, y en la incorporación de intérpretes en nuevos ámbitos. Constantemente se toman decisiones políticas que afectan la forma en que las comunidades lingüísticas se relacionan, tanto en el plano interno como en el externo, es decir, unas con otras; “.....la planificación lingüística es tanto deseable como necesaria; en particular si se trata de países o regiones con gran diversidad lingüística y/o comunidades lingüísticas en conflicto”, (UNESCO, 1999: 100). En situaciones como esta, algunas lenguas quedan relegadas a una situación de inferioridad mientras otras ejercen su supremacía. La planificación lingüística se constituye para asegurar que todas las lenguas gocen de los mismos derechos y, a la vez, es una herramienta de unión y crecimiento social. Adquiere entonces, una particular importancia la iniciativa desarrollada en el ámbito de la ciudad autónoma de Buenos Aires, mediante la cual la Comunidad Sorda, con el concurso del Gobierno de la Ciudad, ha generado un verdadero paradigma de alcance nacional. Experiencia educacional que pretende brindar respuesta a la sociedad toda. Las lenguas viso gestuales han tenido una historia de complejas relaciones con el lenguaje oral y de las personas sordas en su relación con culturas predominantemente oralistas. En líneas generales, de una perspectiva patológica se pasó a considerar a estas personas como depositarias de una lengua con su propia historia y cultura, en definitiva, como miembros de una comunidad lingüística minoritaria. Los cambios ocurridos a partir de la última vuelta de la democracia y, tras un largo esfuerzo ejercido por la propia comunidad y sus familiares, se reconoce la figura profesional del intérprete de lengua de señas dentro del campo jurídico. Desde ese momento se ha ido generalizando la necesidad de intérpretes en juzgados y en las diferentes dependencias del sector público. La aprobación de la ley 672/01 en el ámbito de la ciudad de Buenos Aires, en la que se le reconoce el derecho a las personas sordas a ejercer, preservar y utilizar su propia lengua, ha favorecido el ejercicio del derecho a la información por parte de esta comunidad y ha promovido la generación procesos que garanticen el ejercicio de sus derechos. Aquí se amplía aún más el ámbito de acción de los intérpretes, y se hace necesario proponer y llevar adelante una formación actualizada y acorde a los requerimientos de la comunidad sorda para el pleno ejercicio de sus derechos. El colectivo de personas sordas e hipoacúsicas en nuestro país se calcula en torno al 3 % de la población total, de las cuales un porcentaje menor no ejerce su lengua natural debiendo requerir, igualmente, los servicios de un intérprete.

En los últimos años se sancionó distinto tipo de normativa relacionada con la planificación lingüística, otorgándole entidad a la figura profesional del intérprete, y planteando nuevas exigencias de profesionalización tanto a nivel lingüístico, como del conocimiento de las particularidades de las comunidades sordas

• Ley Nº 11.695 de la Provincia de Buenos Aires, promulgada en 1995.

• Ley Nº 8.690 de la Provincia de Córdoba, promulgada en agosto de 1998.

• Ley Nº 672 de la Ciudad de Buenos Aires, promulgada el 15 de noviembre de 2001.

• Ley Nº 732, de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, promulgada en enero de 2002.

• Ley Nº 6.992, de la Provincia de Mendoza, promulgada en marzo de 2002.

Esta normativa abre múltiples espacios en los que se hace necesaria la presencia de un intérprete que actúe como intermediario entre las necesidades de las personas sordas y las instituciones y/u organizaciones de las cuales requiera un servicio.

En el campo jurídico, la lengua de señas permite vincular a sordos con oyentes por la vía de la interpretación. El Código Civil Argentino establece que los sordos no pueden celebrar ningún acto jurídico, como por ejemplo, los diversos contratos que las personas capaces jurídicamente acuerdan. En todos los casos, la brecha lingüística se supera con la presencia del intérprete y su trabajo en tribunales de justicia, comisarías, cárceles y toda situación que demande interpretación jurídica en LSA.

En el campo de la salud, la intervención del intérprete puede facilita el acceso a los servicios asistenciales básicos, orientar sobre posibilidades de rehabilitación y acompañar el proceso de recuperación, en organizaciones públicas y privadas de salud, como por ejemplo hospitales, centros asistenciales, salas de emergencia médica, entre otros.

Al igual que en los ámbitos judiciales y de salud, en el campo educativo la tarea del intérprete representa un proceso complejo que excede la mediación comunicacional. Las funciones del intérprete se relacionan con gestionar, asesorar, orientar, informar, proponer soluciones concretas interactuando con distintos actores de escuelas, organizaciones intermedias, centros de día, talleres, centros de rehabilitación y demás instituciones locales, regionales y nacionales. Asimismo, el intérprete se puede desenvolver en diversos ámbitos culturales y de la comunicación social, interpretando y traduciendo mensajes orales y escritos, de una lengua a otra. A la vez contribuye al desarrollo de redes de distinta complejidad para asegurar la participación cultural y social de las personas sordas.

Finalmente, el intérprete puede desempeñar sus funciones en empresas de distinto tipo que requieran este tipo de profesionales, ya sea por contar entre sus empleados con personas sordas e hipoacúsicas, o por tener como destinatarios de sus servicios y/o productos a personas con estas características.

En la Ciudad de Buenos Aires, la oferta de formación en Lengua de Señas Argentina es amplia, pero, en la mayor parte de los casos, se centra particularmente en el conocimiento de los aspectos lingüísticos. La presente propuesta, integra a este conocimiento los aspectos relacionados con las características y las necesidades de la comunidad sorda, y con los distintos ámbitos de inserción laboral.

En este sentido, el área de las prácticas profesionales se constituye en un espacio sustancial para la formación del Técnico Superior, articulando de manera sustantiva la formación académica y los requerimientos y problemas del campo laboral del futuro egresado. La propuesta posibilita un acercamiento progresivo a situaciones del campo laboral. Se desarrolla básicamente a partir de dos aspectos íntimamente relacionados en el proceso de interpretación: las competencias lingüísticas desarrolladas durante la formación y el dominio de las técnicas de interpretación aplicadas a ámbitos específicos de intervención.

FINALIDAD DE LA CARRERA

La Tecnicatura Superior en Interpretación de Lengua de Señas Argentina, se plantea como finalidad general una formación integral para la tarea de actuar como intermediario en la comunicación entre personas oyentes y personas sordas o hipoacúsicas, con una sólida formación en la Lengua de Señas Argentina y en cuanto a las características de la comunidad sorda.

ESTRUCTURA CURRICULAR

DENOMINACIÓN DE LA CARRERA

Tecnicatura Superior en Interpretación de Lengua de Señas Argentina

MODALIDAD

Presencial

TÍTULO DE EGRESO

Técnico Superior en Interpretación de Lengua de Señas Argentina

REQUISITOS DE INGRESO

Nivel Medio aprobado

PERFIL DE EGRESO

El egresado de la carrera de Interpretación de LSA estará en condiciones de desempeñar las siguientes funciones:

• Analizar y comprender la situación en la que intervendrá como intermediario comunicacional y las particularidades del contexto en el que desempeñará sus funciones.

• Actuar como intermediario comunicacional en toda situación en la que participen personas oyentes y sordas e hipoacúsicas, y/o grupos que así lo demanden, a partir de:

- analizar e interpretar las necesidades de información o de servicios de las personas sordas e hipoacúsicas,

- interpretar mensajes de la lengua española oral a la Lengua de Señas Argentina y viceversa,

- traducir textos escritos de la lengua española a la Lengua de Señas Argentina y viceversa,

- mediar entre personas sordas e hipoacúsicas en distintos ámbitos.

• Participar de la formulación e implementación de proyectos que promuevan la integración social de personas sordas e hipoacúsicas.

• Asesorar al personal de organizaciones gubernamentales y no gubernamentales en temas relativos a la comunicación e integración de personas sordas a la comunidad oyente.

La formación le permitirá, a su vez, el desempeño de esas funciones con los siguientes rasgos profesionales:

Conocimiento sólido e integral sobre la problemática de la sordera, la cultura e identidad y las cosmovisiones de las comunidades sordas en el país y en el extranjero.

Capacidad para desarrollar las funciones profesionales atendiendo a la diversidad de entornos y sujetos.

Atención permanente a los tres principios éticos que regulan la actuación profesional: fidelidad, confidencialidad e imparcialidad.

Apertura hacia la conformación y coordinación de equipos interdisciplinarios de trabajo para favorecer la integración de niños, adolescentes y adultos sordos e hipoacúsicos.

Capacidad para participar en proyectos de investigación relacionados con las áreas de interés de la interpretación de la Lengua de Señas.

Actitud sostenida de autonomía, objetividad, respeto, compromiso ético y sentido solidario hacia los sujetos de la comunicación.

Actitud de actualización permanente en todas las áreas que integran la profesión.

ALCANCES DE LA TITULACIÓN:

Los egresados de esta carrera podrán desempeñar las distintas funciones enunciadas en el perfil de egreso en instituciones y organizaciones pertenecientes a distintos ámbitos: jurídico, sanitario, educativo y empresarial.

ESTRUCTURA CURRICULAR

La estructura de esta carrera consta de instancias curriculares que se agrupan en tres áreas formativas para las que se plantea un desarrollo en paralelo a partir del cual se vaya tramando la formación del Técnico Superior en Interpretación de Lengua de Señas Argentina. Contempla la posibilidad de una cursada en tres años, con una dedicación aproximada de 25 horas cátedra semanales, entre la asistencia a clases en la institución, el trabajo autónomo del estudiante y las distintas instancias de práctica profesional en los períodos correspondientes, pero puede adaptarse a las diferentes posibilidades individuales de dedicación de los estudiantes siempre que se respeten las mínimas condiciones de cursada que se especifican en cada caso.

Dado que, como rasgo fundamental del nivel superior de educación, se busca promover la autonomía profesional, se han precisado las instancias curriculares en las cuales el trabajo autónomo de los estudiantes tiene una envergadura suficiente para poder expresar su reconocimiento en horas cátedra.

En esta estructura curricular se incluyen diversas unidades curriculares, como modo de generar una diversidad de experiencias formativas que brinde a los estudiantes múltiples oportunidades para construir las capacidades que se plantean en el perfil profesional. Las características propias del trabajo en cada tipo de unidad curricular requieren, a su vez, de algunas condiciones de realización, entre ellas una cantidad máxima de estudiantes que permita desarrollar el tipo de trabajo que se propone. Por esa razón, se diferencia la carga horaria para los estudiantes, que se presenta en los cuadros de este apartado, y la carga horaria de los docentes que, junto con la cantidad máxima de estudiantes para cada instancia curricular, se presenta en el anexo 1.

ÁREAS DE FORMACIÓN

Se plantea la formación en tres áreas complementarias:

1. Área de formación de Fundamento

2. Área de formación Específica

3. Área de las Prácticas Profesionales

La presencia de estas áreas busca lograr un interjuego entre la especificidad y la integralidad de la formación de un técnico superior, con una articulación flexible entre saberes de fundamento, específicos y prácticos.

Instancias Curriculares
Hs sem.
 
PRIMER AÑO
 
  MATERIAS CUATRIMESTRALES  
1
Análisis de la Lengua Española
4
2
Anatomía y fisiología de la audición
4
3
Teoría de la Comunicación
3
4
Expresión Corporal I
4
5
Comprensión Análisis y Producción deTextos
3
6
Historia de la comunidad sorda
5
7
Expresión Corporal II
4
8
Práctica Profesional I Observación en Contexto
3
  MATERIAS ANUALES  
9
Psicología
3
10
Gramática de la LSA Nivel I
3
11
L.S.A. Nivel I
3
 
SEGUNDO AÑO
 
  MATERIAS CUATRIMESTRALES  
12
Ética
3
13
Adquisición y Desarrollo del Lenguaje
3
14
Interpretación de L.S.A I
4
15
Argumentación
4
16
Metodología de la Investigación
4
17
Interpretación de L.S.A II
4
18
Programación de Intervenciones
4
  MATERIAS ANUALES  
19
Psicolingüística
3
20
Gramática de la LSA Nivel II
3
21
L.S.A. Nivel II
3
 
TERCER AÑO
 
  MATERIAS CUATRIMESTRALES  
22
Antropología Cultural
3
23
El Intérprete en el ámbito jurídico
4
24
El Intérprete en el ámbito educativo
4
25
El Intérprete en el ámbito de salud
4
26
Diseño y Gestión de Proyectos
3
27
Sistema de Protección Integral y DDHH
4
28
Taller de interpretación en el ámbito jurídico
3
29
Taller de interpretación en el ámbito educativo
3
30
Taller de interpretación en el ámbito de salud
3
31
Problemática Educativa en la Diversidad
4
  MATERIAS ANUALES  
32
L.S.A. Nivel III
3
     

Contacto con el desarrollador del sitio Nosotros | Mapa del Sitio | Política de Privacidad | Contacte con el Servidor| ©2009 COAL